Si creéis que la música “amansa a las fieras”, “anima una fiesta” o te ayuda a trabajar, es que sabéis lo importante que es para nuestras vidas y desarrollo. Pero, ¿os habéis preguntado por qué?

¿Cómo nos afecta realmente? ¿Qué sonidos son apropiados para cada momento? ¿Por qué los niños tienen esa facilidad para bailar y cantar? ¿Os gustaría que los peques de vuestro centro se beneficiaran de los efectos que nos aporta la música?

En Dubidubi trabajamos para que cada niño se desarrolle libremente con música, integrándola en su día a día. Os proponemos un modelo de clase durante la jornada semanal en el que educadores y educadoras podrán obtener recursos para el día a día en el aula, y los niños y niñas podrán disfrutar de una sesión musical donde desarrollar su imaginación, participación y libertad.